miércoles, 31 de agosto de 2016

Inauguración del fin de la rehabilitación del Cementerio Protestante de Mieres

La Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara inaugura este viernes 2 de septiembre, a las 12 de la mañana,  el fin de los trabajos de restauración del Cementerio Protestante de Fábrica de Mieres y la bocamina del Cantu la Escrita, trabajo realizado por la Sección de Arqueología de dicha asociación.


Los trabajos de limpieza y adecuación del cementerio comenzaron a principios del mes de agosto del año 2015. El cementerio calvinista, ubicado en El Cantu la Escrita en la parroquia de La Rebollá, a dos kilómetros de Mieres, acumulaba basura y plásticos y una maleza tan espesa que lo ocultaba e impedía el acceso a su interior, mostrando una imagen de dejadez y abandono por falta de mantenimiento.

Cementerio Protestante de Mieres

Cementerio Protestante de Mieres

Tras contar con el permiso de Alejandro Pidal, descendiente de Numa Guilhou, cuya tumba preside el camposanto, Rolando Díez, miembro de la asociación restauradora, realizó un estudio previo que desembocó en el inicio de las obras el 7 de agosto de 2015, con el personal de la asociación y las herramientas aportadas por el Ayuntamiento de Mieres.

Cementerio Protestante de Mieres

Cementerio Protestante de Mieres
Fotos aportadas por los restauradores

Como ya comentamos, el cementerio está presidido por la tumba de Numa Guilhou (1814-1890), fundador de la Fábrica de Mieres y uno de los artífices del despegue minero e industrial de la región.

Cementerio Protestante de Mieres

Se encuentran allí también los restos del padre de Numa, Santiago Guilhou, fallecido en 1875, una asistenta francesa, una pareja de alemanes, las dos hermanas Medley y doña Isabel Pool, esposa del ingeniero Thomas Pool, fallecida en 1860. El ingeniero acudió a Asturias con varios compañeros para encender el primer horno de la Fábrica de Trubia.
Fuente y más información sobre el tema: Montaña Central

El perdón, pero nunca el olvido, Celso Peyroux

Los últimos druidas
El perdón, pero
nunca el olvido
Celso Peyroux

Ochenta años después de la gran tragedia nacional: la Guerra Civil. Unos doscientos muertos se cobró, por estos valles, en los quince meses que duró aquel tiempo de inquinas vecinales, odios, venganzas, dolor, muerte, luto y desolación. Me atrevería a decir que las heridas aun no están del todo curadas. Bien es verdad que había un caldo de cultivo que traía consigo la Revuelta Obrera de Octubre, pero las aguas, aunque turbias, hubieran encontrado el cauce de la Paz, como ese rayo de sol que llega después de la lluvia. Los años transcurridos en una intensa labor de investigaciones y trabajos de campo y la posterior redacción del libro “Matar para seguir viviendo”, tomado su título de un verso de Miguel Hernández, me dejó al descubierto la verdadera Historia e Intrahistoria de todo cuanto acaeció para desgracia de todos.

libro "Matar para seguir viviendo"

He visto llorar con desconsuelo a mucha gente por los seres queridos que desaparecieron por fosas, cunetas y tapias de camposantos que, al igual que en la canción del gaucho pienso que: “Dios por aquí no paso”. Muchos años han transcurrido pero el recuerdo sigue latente al igual que los lugares de sufrimiento para, de cuando en cuando, recogerse, depositar una flor y elevar una plegaria. Ocho décadas para el perdón, pero nunca el olvido.

domingo, 28 de agosto de 2016

Matasellos y Exposición en Gijón

Del lunes 12 al domingo 25, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto Jovellanos de Gijón, el Grupo Filatélico y Numismático de esa villa organiza sus XXIV Jornadas filatélicas y de coleccionismo que incluyen una exposición filatélica, un matasellos conmemorativo y un par de charlas y la presentación del número 46 de El Norte.


El lunes 12, de 17 a 21 horas, tendrá lugar el matasellos dedicado a "Gijón, ciudad europea del deporte 2016" y al Real Grupo de Cultura Covadonga. Esa misma tarde, a las 19 horas, Orlando Moratinos  Otero dará una charla sobre "Ex Libris, más que una pasión por coleccionar".
El jueves 22, a las 19 horas, Orlando Pérez Torres hablará sobre "Carterías de Asturias".

El 11 de septiembre de 2015, Gijón fue proclamada Ciudad Europea del Deporte por la ACES, Asociación de Ciudades Europeas de Deportes. El galardón fue recogido en una gala celebrada el 18 de noviembre de 2015.

Matasellos de la etapa Cistierna Oviedo de la Vuelta Ciclista a España

Con motivo de la etapa Cistierna - Oviedo, novena de la vuelta y que acaba de ganar David de la Cruz en el monte Naranco, y que mantendrá a los ciclistas de la Vuelta a España en Asturias hasta el miércoles 31 de agosto, la filatelia Pablos de Cistierna, la asociación filatélica Reino de León y el Ayuntamiento de Cistierna han diseñado un sello y un matasellos conmemorativo.

Matasellos vuelta ciclista Cistierna - Oviedo

Mañana lunes 29 de agosto, tendrá lugar la etapa Lugones - Lagos de Covadonga. El martes 30, será día de descanso en Oviedo y el miércoles 31, Museo del Jurásico en Colunga - Peña Cabarga (Santander). 

Presentación del sello dedicado a la vuelta ciclista, etapa Cistierna - Oviedo
Presentación del sello personalizado: Maxi Pablos y Nicanor Ser.

XI Congreso internacional de Historia de la Minería y exposición filatélica en Linares

Del martes 6 de septiembre al domingo 11, tendrá lugar el XI Congreso Internacional de Historia de la Minería, que se celebrará en Linares (Jaén). 
Los congresos sobre la Historia de la minería se celebran desde 1985, al principio cada cuatro años y últimamente cada dos, en países como Australia, Alemania, Japón, India, Sudáfrica, o EEUU. Será la primera vez que se celebre en España.
El Círculo Filatélico y Numismático de Linares se une a este acontecimiento con una exposición filatélica, con matasellos conmemorativo y sello personalizado, que tendrá lugar del sábado 27 de agosto al jueves 1 de septiembre en Museo arqueológico de Castulo.

Tu sello, XI Congreso Historia de Minería, Linares

Nuestro socio José Juan Iglesias Pintado ha colaborado en este evento con sus colecciones filatélicas: "A golpe de piedra: la minería" y "Las joyas del primer reino: los minerales".
En los enlaces azules encontraréis más información sobre la exposición y el congreso en los sitios web de los organizadores.

jueves, 25 de agosto de 2016

Santa Bárbara de Merou, Boal

Aldea de la parroquia de Boal localizada en la ladera meridional del monte de Penácoras, sobre la margen izquierda del río Navia. La carretera AS 12 (Navia – Grandas de Salime) sirve de eje de conexión entre las poblaciones del valle del río Navia entre las que se encuentra Boal, capital del concejo del mismo nombre. Tras remontar el pueblo de San Luis y continuar por la carretera AS 35 (Villayón – Boal) se llega a Merou, lugar que asoma al pantano de Arbón (apto para la pesca y para la práctica de los deportes náuticos) en dicho río Navia.

Capilla de Santa Bárbara de Merou, Boal
Foto 1994, Ángel Bravo Torre

La capilla, dedicada a Santa Bárbara, forma conjunto con un pequeño núcleo de casas. Carece de pórtico y espadaña. La campana cuelga de un hueco abierto en el imafronte. La cubierta es de madera y sobre ella se asienta el tejado de pizarra a dos aguas (en el concejo hay canteras de pizarra), con teja en las cumbreras.

Santa Bárbara de la capilla de Merou, Boal
Foto 2001, Ángel Bravo Torre

Es una capilla sencilla, cerrada con murete, puerta adintelada y barrotera. Presenta superficie rectangular y alberga un retablo de madera, moderno, con tres huecos rematados por copetes calados y tres cruces. Un Corazón de Jesús se instala en el lado del Evangelio; el de la Epístola está ocupado por San Antonio y el central, presidiendo la capilla, una preciosa imagen de Santa Bárbara abrazando la torre y portando, en su mano derecha, la palma del martirio. 
(Información de 2001, para el libro "Santa Bárbara en Asturias")

miércoles, 17 de agosto de 2016

Matasellos del Concurso de ganado en Avilés

El viernes 26 de agosto, durante las Fiestas de San Agustín en Avilés, tendrá lugar el 134 Concurso de Ganado de la Villa, del que tendremos como recuerdo un nuevo matasellos conmemorativo asturiano, solicitado por el Grupo Filatélico Avilesino y diseñado por Joaquín García.


El concurso de ganado celebró su centenario con un matasellos del mismo grupo filatélico en 1981, repitiéndose el acontecimiento en 1982 y en 1984.

Matasellos centenario certamen ganadería Avilés, 1981

Matasellos certamen ganadería Avilés, 1982

Matasellos certamen ganadería Avilés, 1984

El concurso de ganado más antiguo de España, ya contó el año pasado con más de un centenar de ganaderías de más de 60 poblaciones asturianas, y medio millar de ejemplares inscritos. Participan vacas de diferentes razas: parda alpina, asturiana de los valles, asturiana de la montaña; caballos, asturcones.

Vacas pastando en una finca riosellana

El concurso se celebra del 25 al 28 de agosto en el Pabellón de Exposiciones de La Magdalena de Avilés. 
Horario del matasellos del viernes 26: de 16,30 a 19,30 horas

miércoles, 10 de agosto de 2016

Tarjeta del matasellos del Sella

Los socios del grupo estaréis recibiendo la tarjeta del matasellos del Descenso del Sella:

Tarjeta con el matasellos del 80 descenso del Sella 2016

La diseñadora del matasellos, Sandra Alonso, con su sobre matasellado:

Sandra Alonso, diseñadora del matasellos del Sella 2016

Mineral: Shattuckita

La Shattuckita es un mineral perteneciente a la clase de los inosilicatos, descubierta en 1915 en la mina de Shattuck en Bisbee (Arizona). En su fórmula lleva cobre, silicio, oxígeno e hidrógeno. Como impurezas lleva hierro, manganeso, magnesio, calcio y agua. Su color va del azul oscuro al celeste o verde. Se presenta en cristales alargados raros, o con aspecto fibroso en esferulitas aciculares (masas esféricas de cristales).  Es un mineral raro que se forma en zonas de oxidación de los yacimientos de cobre, a partir de la alteración de la malaquita. Suele encontrarse asociado a la crisocola, la ajoíta, malaquita, cuarzo o hematita.

Shattuckita
Shattuckita de Mesopotamia

Fórmula: Cu5(SiO3)4(OH)2
Clase: Inosilicatos
Sistema: Ortorrómbico, dipiramidal
Densidad: 3,8-4,13
Dureza: 3,5
Lustre: Sedoso
Transparencia: Traslúcido

martes, 9 de agosto de 2016

Matasellos dedicado al Asturcón en Piloña

Matasellos, organizado por el Grupo Filatélico de Avilés, con motivo de la 36 edición de la Fiesta del Asturcón que se celebra en la Majada de Espineres, Piloña, desde 1980 cuando la raza de caballos asturianos estaba en peligro de extinción. Se organiza el tercer sábado de agosto.

Asturcones en el Sueve

La fiesta, de 9,30 a 6 de la tarde, comienza por la mañana con una misa de campaña y sigue con un concurso de baile regional,  concurso de pintura infantil, charangas, bandas de gaitas y una comida de hermandad. Después se inicia la exhibición de equitación y doma y la marca de potros asturcones nacidos en el año.


Díptico del festival del asturcòn del Sueve 2016
La nota informativa, importante, comunica que quien suba,
no podrá bajar hasta después de las tres de la tarde.

La Asociación Conservadora del Asturcón del Sueve (ACAS), fundada en 1979, organizadora del evento, pretende que la fiesta, declarada de Interés turístico regional, alcance la categoría de nacional.
Los celtas fueron los primeros en aprovechar la fortaleza y resistencia de los asturcones. El aspecto de estos caballos es armonioso, su pelaje es negro, aunque en invierno se recubre de una capa de pelo de color castaño que le protege. Su cabeza es pequeña y su alzada media es de 1,25 metros. Está valorado como uno de los ponis más antiguos y puros del mundo. Su hábitat natural es la Sierra del Sueve.


Matasellos de la Feria del Asturcón

El matasellos, diseñado por Joaquín García, tendrá lugar de 13 a 15 horas. A partir del lunes, estará durante un tiempo en la oficina de correos de Infiesto.

jueves, 4 de agosto de 2016

Santa Bárbara de El Valle, Belmonte de Miranda

El Valle pertenece a la parroquia de Santa Eulalia de Begega, entre el valle del Pigüeña y el del Narcea.
La capilla, adosada al palacio de los Sierra-Pambley, es ahora propiedad de la compañía minera Río Narcea Gold Mines, que se ha adueñado de la mayor parte de las tierras del valle de Begega.

Capilla de Santa Bárbara de El Valle, Belmonte de Miranda
Foto: Ángel Bravo Torre, 1989

Tiene puerta de acceso adintelada, planta cuadrada y sillares en las esquinas. Poseía un retablo, recientemente desmontado, que databa del año 1781, cuya fabricación, según consta en una inscripción, se debía a Don Manuel Sierra y Pambley y a Doña Manuela Fernández Malleza. La talla de Santa Bárbara es coetánea del retablo.

Santa Bárbara en su capilla de El Valle, Belmonte de Miranda
Foto: Ángel Bravo Torre, 1989

El acceso al pueblo se realiza desde la AS 310, de la que sale un ramal que llega a Begega y, poco antes de esa localidad, se coge un desvío que conduce a El Valle.
(Información de 2000, para el libro "Santa Bárbara en Asturias") 

Aquellos veranos de la infancia, Celso Peyroux

Los últimos druidas
Aquellos veranos
de la infancia
Celso Peyroux

Quedamos en que el mes del emperador romano era el tiempo de la hierba. El sol, como ahora, era trascendental y cuando el gallo de Quico Valiente entonaba su balada matinal y el cielo estaba azul, todo el mundo arriba para empezar la faena. Había que sacar la hierba de las veredas para que secase con los rayos del astro rey por todo el pastizal y se le iba dando la vuelta para un mejor secado. Con el último bocado entre los labios, de pronto, un frenesí inusitado se desplegaba por todas partes: garabatos, horcas, forcones, brazos y piernas volaban de un lado para otro haciendo balagares y “pañando” el heno hasta no dejar ni una brizna en el prado. Luego, las “l.lurias”, los carros, rastros, y buenas cargas sobre los hombros –como hacían los vecinos de Arbechales- se iba llevando para los pajares donde empezaba la fiesta juvenil. Ante el temor al Nubeiru, se decía que la hierba no estaba recogida hasta que no estuviera bajo techo. Me contaban que D. Eladio, el cura de La Somoza –buen cazador de osos y mujeres-, cuando vislumbraba la amenaza de una nube de verano por Santa Cristina gritaba: “¡Hala, hala lus homes ya lus nenus con esparbas y forcones y you a brazaus cun las mucheres”.
Y con San Pedro llegaban los primeros días de la hierba. Qué listas eran las gentes de entonces porque durante todo el mes de julio no había fiestas (salvo el imperativo de Franco), ni ferias de ganado y todas las romerías se concentraban en agosto. Había que recoger el heno para el invierno y luego tiempo habría para  festejar al santo patrono, bailar, cantar, charlar, comer bien y beber algo más de la cuenta.  No había máquinas y todo se segaba a golpe de guadaña. Recuerdo la cuadrilla que a las seis de la mañana venía al Praopalacio. Había al menos quince segadores que tardaban media hora en terminar un “marayu”, contado el tiempo por la campana del reloj de Las Consistoriales. Cantaban los dalles de las “Dos liras”, “Toros” y más tarde la “Bellota” en una hermosa sinfonía metálica semejante a las voces de una masa coral. Se afilaban a los quince pasos y así toda la mañana para almorzar al mediodía junto al río, una pequeña siesta, el “cabruño” de los aceros y vuelta a empezar hasta terminar el pastizal bien entrada la noche. Los guajes “esmarayaban” detrás de los segadores –con su fiesta particular- dejando diáfana la hierba para secar y esperar a la mañana siguiente otro día de labor. Hasta entonces.